¿Sabías que los consumidores observan tu producto en la estantería del supermercado durante sólo un máximo de 4 segundos?

 

Efectivamente es muy poco tiempo. Así que nos tenemos que poner manos a la obra y conseguir que tu packaging sea realmente impactante. 

Hay estudios que concluyen que la forma en la que los consumidores normalmente analizan los productos se puede dividir en: cabeza, corazón, manos. En primer lugar, está la toma de conciencia de que el producto existe. ¿Es el packaging atractivo? A continuación, el consumidor decide si se trata de algo que necesita o quiere. Finalmente, llega el momento de coger el producto y de meterlo en el carro.

Una de las mayores diferencias entre un packaging estándar y un packaging premium es el grado de interacción requerido. Los productos más sofisticados llevan al consumidor a un viaje en el que se ofrece una experiencia única. Así pues, el packaging premium es fundamental para cumplir con las expectativas de valor de un cliente.

Algunas formas para transformar tu packaging en premium incluyen el uso de materiales inspirados en la madera o papeles con efectos metalizados.

 


Te proponemos una etiqueta autoadhesiva de base aluminio recubierta por una lámina de madera donde podrás troquelar el logo de tu marca y textos con una perfecta definición. La madera da al packaging para destilados una imagen de autenticidad que recuerda al cliente las tradicionales barricas de roble francés en las cuales los licores envejecen durante largos períodos. Los elementos metálicos como el aluminio son también muy valorados debido a su luminosidad y brillo ya que atraen la atención desde la distancia.

En la era de Instagram la apariencia lo es todo y el packaging no es una excepción
.
 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración