Una buena opción para la personalización de frascos y tarros son las etiquetas autoadhesivas. Contamos con diferentes técnicas, materiales y acabados para conseguir efectos sorprendentes como marmolados y nacarados.